Las recomendaciones del EPU sobre Bolivia han puesto de manifiesto la lentitud del Estado en el cumplimiento de algunos Derechos Humanos fundamentales, especialmente en lo que se refiere a las cuestiones que se detallan a continuación:
  • Participación de los niños y jóvenes: durante el último examen de Bolivia, se puso de manifiesto la ausencia total de participación directa de los niños en el país, en total contradicción con su derecho a la participación. Durante su 88º período de sesiones, el CDN (Comité de los Derechos del Niño – grupo de expertos que supervisa e informa sobre la aplicación de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño) sugirió que se tuvieran en cuenta las opiniones de los niños en las decisiones que les afectan directamente.
  • Violencia de género: Bolivia tiene una de las tasas más altas de violencia sexual contra los niños en Sudamérica y una de las tasas más bajas de denuncias. Según informes recientes, la mayor parte de esta violencia ocurre en el hogar o en el lugar de trabajo de los niños. Muchas chicas de entre 15 y 19 años creen que está justificado que sus maridos o parejas las golpeen, como parte normal de una relación.
  • Trabajo infantil: En 2014, Bolivia aprobó un nuevo código que rebajaba la edad mínima para trabajar a 10 años. Como resultado, en 2015, el 20,2% de los niños de entre 7 y 14 años trabajaban y se dedicaban a algunas de las peores formas de trabajo infantil, como la minería y la recolección de caña de azúcar.
OVJETIVO DEL PROYECTO:
En una situación como se describe, el Proyecto “Children’s and Women’s Rights in Bolivia: Follow up on the UN bodies recommendations” tiene como objetivo mejorar el acceso a los Derechos Humanos mediante el seguimiento de la aplicación de las recomendaciones del EPU en este ámbito, centrándose en la violencia de género, el trabajo infantil y el derecho a la participación de los niños y adolescentes, a través del desarrollo de habilidades críticas que permitan un control efectivo sobre la aplicación de sus derechos. Bolivia fue examinada en el marco del EPU en 2019 y será examinada por el CDN en 2021. Se trata de una oportunidad única para que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) bolivianas promuevan la aplicación de los derechos de las mujeres, los jóvenes y los niños.

PROYECTO EN BREVE:

El proyecto se lleva a cabo en Bolivia, un País que ha suscitado la preocupación de la opinión pública – local e internacional – por la aplicación de las recomendaciones formuladas por el EPU (Examen Periódico Universal), el mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas encargado de examinar periódicamente la actuación en materia de Derechos Humanos de los 193 Estados miembros.

EL PROYECTO EN CIFRAS:

  • 800 beneficiarios directos y 25.200 indirectos
  • 1 curso en línea sobre el EPU y las recomendaciones de la CDN
  • 1 grupo de coordinación para el seguimiento de las recomendaciones
  • 1 curso de formación en educación formal para adolescentes y jóvenes
  • 3 talleres para adolescentes y jóvenes para desarrollar 2 planes de acción concretos
  • 3 actos de sensibilización sobre cómo defender los derechos de los niños
  • 20 talleres para prevenir la violencia contra las mujeres, con unas 100 personas por taller
  • 20 sesiones informativas para garantizar una mejor aplicación de la ley nacional sobre la violencia contra las mujeres, con unas 100 personas por sesión
  • 1 programa de formación sobre mediación escolar para aplicar métodos alternativos de resolución de conflictos
  • 150 niños de Primaria podrán actuar como mediadores para la resolución de conflictos.

SDG: 1, 4, 5, 16

Destinatari: 2, 5, 7