SUDÁFRICA

Respuesta de emergencia a la pandemia COVID-19

El proyecto tiene como objetivo proporcionar alimentos, jabones y desinfectantes a las familias migrantes y refugiadas que están particularmente necesitadas durante el encierro COVID-19.

Debido a la actual pandemia COVID-19, como muchos otros países, Sudáfrica ha declarado el confinamiento en todo su territorio. Es lamentable que cuando surgen este tipo de problemas, sean siempre las comunidades más vulnerables como los pobres, los refugiados y las comunidades migrantes, quienes se vean más afectados por la pérdida de ingresos, la falta de saneamiento adecuado y la falta de acceso a los servicios de salud.

El proyecto Three2Six es un programa de tipo puente educativo para niños refugiados/migrantes en Johannesburgo, Sudáfrica. Debido a que los beneficiarios del proyecto son en su mayoría personas marginadas y vulnerables de comunidades pobres, el proyecto también ofrece un esquema de alimentación. Actualmente, el proyecto acoge a 225 niños refugiados y otros 300 están en lista de espera.

Muchos de los padres de nuestros hijos actualmente no perciben ingresos durante el encierro, esto significa que las familias están bajo presión económica. Por lo tanto, el acceso a los elementos de primera necesidad se ha convertido en un verdadero desafío para los beneficiarios del proyecto. El programa garantiza que los niños y sus familias, maestros y coordinadores del campus reciban comidas, jabón y desinfectante durante el encierro.

El proyecto proporciona vouchers de comida a las 238 familias involucradas para asegurar que todas ellas accedan a una comida al día durante el encierro. Se ha procurado que los vouchers sean enviados a un número de teléfono celular específico con un código que asegure que sólo esa persona lo pueda utilizar y sólo para comprar alimentos.

El proyecto también provee de jabón y desinfectantes a las familias para garantizar que puedan cumplir con las medidas sanitarias requeridas. Como resultado de la creciente demanda de estos artículos, el proyecto está utilizando una fábrica de confianza para entregar estos elementos esenciales a precio de costo.También se abordan las necesidades psicosociales de los niños, razón por la que los maestros se contactan semanalmente con cada familia. Uno de los objetivos es que puedan hablar de sus temores y preocupaciones, y asegurarse de que sus hijos no se sientan solos. Cuando los niños puedan regresar a la escuela, el personal del programa involucrará al Centro de Asesoramiento para Padres e Hijos de Johannesburgo (JPCCC, por sus siglas en ingles) para ayudarlos a conversar con los niños.

El proyecto en números:

238 familias en situación de vulnerabilidad -migrantes y refugiados- recibieron alimentos y mejoraron su nutrición.

238 familias en situación de vulnerabilidad recibieron jabones y desinfectantes para mejorar sus normas de higiene.

Para conocer más acerca del proyecto Three2Six: sitio webFacebookTwitter e Instagram.