EL PROYECTO EN BREVE:

La ayuda incluye la distribución de paquetes con productos de primera necesidad como arroz, pasta, aceite, conservas y el suministro de artículos de higiene personal.

El proyecto está en sinergia con la campaña de apoyo al pueblo de Haití lanzada y coordinada por los Maristas del Centro de México.

 

CONTEXTO:

El 14 de agosto, un terrible terremoto volvió a sacudir Haití, con una magnitud aún mayor que la de 2010, dejando tras de sí nueva pobreza y destrucción. La zona afectada fue Grand’Anse, donde hay comunidades y colegios maristas. Los Hermanos actuaron inmediatamente para ayudar a la población. Muchas de las familias locales han visto sus casas destruidas o gravemente dañadas y necesitan ayuda alimentaria para vivir.

Se han identificado 145 familias especialmente necesitadas -un total de 580 personas- que, con el apoyo de FMSI en colaboración con Maristen Solidarität International (Alemania) y el Distrito Marista del Mediterráneo, recibirán alimentos durante un mes. Los Hermanos de Haití distribuirán y controlarán a las familias en Dame Marie, Les Cayes, Latiboliere.

Algunas de las familias desplazadas están alojadas en estructuras maristas o en sus alrededores: 35 de ellas viven en el interior del Colegio Alexandre Dumas de Latiboliere, mientras que otras están acampadas en torno a las casas maristas de Jeremie y Dame Marie. También hay familias de alumnos de la escuela marista que viven con parientes o familias vecinas. Por último, 50 familias pertenecen a una comunidad aislada a la que sólo se puede llegar a pie y que no ha recibido ayuda del gobierno ni de otras organizaciones.

 

OBJETIVO DEL PROYECTO:

El objetivo de la intervención era, por tanto, proporcionar ayuda alimentaria y sanitaria de emergencia temporal a los beneficiarios identificados, entregando paquetes con: alimentos (arroz, aceite, lentejas, trigo, leche en polvo, sal, azúcar), artículos de higiene (mascarillas y jabón de limpieza).

La FMSI tiene más de 14 años de experiencia en el campo de la solidaridad internacional e, inspirada en la espiritualidad marista y en el carisma de San Marcelino Champagnat, apoyará a los Maristas Azules en la realización de proyectos que puedan ayudar a muchas familias, niños y personas que viven en situaciones muy difíciles.

 

EL PROYECTO EN CIFRAS:

145 familias

580 personas