MALAWI

Clubes de empoderamiento para jóvenes en la escuela abierta de St. Charles Lwanga

El acceso a la educación en Malawi es un gran desafío: de acuerdo con el censo de población y vivienda de 2018, el número total de niños no escolarizados, tanto en escuelas primarias como secundarias, fue de 2,4 millones, lo que representa el 41 por ciento del total de los niños en edad escolar. Casi 4 de cada 10 niñas se casan antes de los 18 años, mientras que 3 de cada 10 niñas tienen su primer hijo antes de los 18 años. Como resultado, la tasa de completitud de la escuela secundaria para las niñas de Malawi sigue siendo muy baja.

El matrimonio precoz, el bajo estatus de las mujeres y las sociedades patriarcales a menudo dan lugar a una menor prioridad en la educación de las niñas, mientras que el contenido de la educación no aborda los estereotipos de género. Una generación de jóvenes, especialmente niñas, necesita urgentemente soluciones para no finalizar su educación después de la escuela primaria, dejándolos con habilidades limitadas para comenzar sus vidas. Se debe adoptar un enfoque basado en los derechos que garantice que todas las niñas estén sanas, accedan a ciclos educativos completos, y se empoderen en y a través de la educación.

El objetivo de este proyecto es aumentar la retención escolar y la tasa de finalización de las niñas y jóvenes, así como también generar un cambio de actitud entre la comunidad local, a través de la creación de un Club de jóvenes. El proyecto está en sinergia con el programa de escuela abierta de la Escuela Secundaria St. Charles Lwanga en Balaka que tiene como objetivo ofrecer la escuela secundaria de forma gratuita a los y las jóvenes y adultos de la comunidad circundante.

El proyecto está dirigido a 455 niñas de entre 11 y 18 años que son estudiantes de la escuela abierta y tiene como objetivo convertirlas en agentes de cambio para sus compañeros y su comunidad.

Estas actividades se llevan a cabo en cooperación con Youth Net Counselling, una organización local que se dedica a promover el bienestar de los grupos sociales más desfavorecidos, especialmente las niñas y las mujeres.

Se han celebrado reuniones con líderes tradicionales y personal docente para dar a conocer el proyecto e involucrarlos. Asimismo, se han realizado reuniones con los estudiantes que tuvieron resultados muy positivos; mientras que 75 niñas han sido registradas como miembros del Club.

Más importante aún, las jóvenes ya están empezando a demostrar algunos rasgos de acción afirmativa. Están siendo más valientes, asertivas y abiertas al diálogo sobre las cuestiones que les preocupan, algunas de las cuales tradicionalmente no se hablan en público. Este cambio de actitud nos da confianza que los jóvenes, niños y niñas, que forman parte de este proyecto se convertirán en agentes eficaces de cambio no sólo entre sus compañeros de escuela, sino también en la comunidad en general, y estarán listos para ser protagonistas de su propia vida.

El proyecto en números:

1 club ha sido ya establecido con 75 miembros.

455 niñas y jóvenes de la escuela abierta participaron de las actividades del Club.

168 niños y jóvenes de la escuela abierta asistieron a las reuniones de debate y campañas de concientización.

40 personas clave de la comunidad local -Líderes tradicionales locales y personal docente – han sido involucrados en el proyecto.

previous arrow
next arrow
Slider