Libano

Proyecto Fratelli

La guerra de Siria, iniciada en 2011, ha generado una crisis social, política, económica y humanitaria en Oriente Medio que ha afectado no solo a Siria sino también a los países que han acogido a los refugiados del conflicto. Un millón y medio de refugiados que huyen se han instalado en Líbano, con un gran impacto para el país, que tiene un número muy elevado de refugiados en relación con la población nacional. La llegada masiva de refugiados ha desestabilizado los ya frágiles servicios sociales del Líbano: las escuelas, los hospitales, los servicios de suministro de agua y electricidad, y la recogida y gestión de residuos se han visto gravemente afectados, llegando rápidamente al límite de su capacidad. Miles de familias sirias viven hacinadas. Miles de familias sirias viven en casas superpobladas. Un tercio de las familias remitidas a los servicios de Fratelli viven en edificios abandonados utilizados por los refugiados, donde las condiciones de alojamiento son muy difíciles debido al hacinamiento, a las malas condiciones de las infraestructuras y a los servicios inadecuados, así como a la continua amenaza de desalojo por parte de las autoridades gubernamentales. En este contexto, la situación de las familias refugiadas es difícil: la tasa de desempleo es muy alta, los ingresos económicos son casi nulos; las condiciones de vivienda y sociales generan numerosos conflictos en el seno de las familias y entre ellas; los incidentes de violencia, especialmente contra las mujeres y los niños, están muy extendidos; los matrimonios precoces, el trabajo infantil, muchos jóvenes no asisten a la escuela, la situación de incertidumbre se extiende a todos los aspectos de la vida y se agrava por la imposibilidad de obtener documentos que garanticen la residencia legal en el país. A nivel macroeconómico, la crisis que golpeó duramente a Líbano en el otoño de 2019 provocó una devaluación gradual de la lira libanesa frente al dólar. Los bancos restringieron severamente el acceso al efectivo y la población vio sus ahorros drásticamente reducidos debido a la devaluación. Según el Banco Mundial, antes de los atentados de agosto de 2020 en Beirut, la mitad de la población libanesa ya vivía por debajo del umbral de la pobreza. Los productos básicos comenzaron a escasear, debido a la falta de divisas, en un país que importa el 80% de su consumo; los precios de los alimentos aumentaron un 60%. 

OBJETIVO DEL PROGRAMA:

El Proyecto Fratelli involucra a dos congregaciones, la Marista y la Lasaliana, y es una forma integrada/holística de asegurar que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades para un futuro mejor a través de la educación y el apoyo individualizados. Por eso nos centramos en atender a grupos marginados que, de otro modo, no tendrían la oportunidad de acceder a los servicios que ofrecemos, en un entorno familiar y acogedor. La solución que propone el proyecto es ofrecer a los más vulnerables un apoyo socioeducativo destinado a proporcionarles el nivel básico para que tengan la oportunidad de acceder al sistema educativo público libanés. Partiendo de un enfoque basado en los derechos del niño, considerando las necesidades primarias y urgentes, el proyecto garantiza a estos niños un entorno seguro y favorable donde puedan expresarse, encontrar apoyo psicosocial, aprender y desarrollar habilidades para su progresiva autonomía.  Concretamente, los programas que ofrece el proyecto son: 

  • Educación y desarrollo de la primera infancia
  • Alfabetización y aritmética básica 
  • Empoderamiento de los jóvenes 
  • Apoyo nutricional y respuesta a las necesidades básicas
  • Programa para madres e hijos  

Los niños, por tanto, están en condiciones de – aprender a convivir a pesar de las diferencias que se sienten fuertemente en el contexto actual de la región – desarrollar su lenguaje oral y empezar a descubrir las escrituras, los números; – aprender jugando; – expresar su creatividad a través del arte y la música; – establecer relaciones positivas con otros niños y adultos; – provocar en los niños el deseo de ir a la escuela.

La preparación para la escuela que ofrece Fratelli tiene como objetivo – permitir que los niños se integren en el sistema público libanés, apoyándoles y acompañándoles en la superación de sus dificultades, incluyendo el lenguaje, las matemáticas y las ciencias; – a través de la presencia del psicólogo, ayudar a los niños desplazados y a sus familias a superar el trauma asociado a la violencia y el exilio, así como su actual situación de incertidumbre en el Líbano; – permitir que los niños y los jóvenes construyan su personalidad, ganen confianza en sí mismos y aprendan a conocer, comunicarse y convivir con los demás a través de actividades escolares (artes, deportes, juegos en equipo).  Además de la acción con los niños, los Hermanos tratan de involucrar a los cuidadores y apoyarlos hacia una crianza positiva durante las sesiones de asamblea de padres o para casos específicos de forma semanal, aunando esfuerzos con los expertos locales. 

Sigue el proyecto Fratelli a través de sus redes sociales: Facebook – Twitter – Instagram – Youtube

44929234_1848291115268736_358343793113563136_o
48046439_1911724415592072_9146975065559007232_o
14 – Copia
26 – Copia
1 – Copia
69
130
133
48360991_1911710098926837_1646684959433293824_o
39
40
148
152
5
20
8
14
previous arrow
next arrow

Fotos: Marco Amato / Fratelli Project

EL PROGRAMA EN BREVE:

Fleeing conflict and persecution, Syrian and Iraqi refugee children in Lebanon remain culturally and linguistically isolated and educationally disadvantaged. The Fratelli program grows stable and diverse communities, welcomes pluralism and promotes peace by intentionally blending Christians and Muslims, girls and boys, Shiite and Sunni, Syrians, Iraqis and Lebanese through holistic education.  With a results-oriented approach, Brothers builds social inclusion, helps overcome trauma, strengthens studies and promotes strong social, emotional and moral development through its various programs, which serve over 1,000 people (children and young adults). Brothers has become an important bridge between the refugee and Lebanese communities. Extracurricular programs include language classes, preschool classes to qualify refugee children for Lebanese schools, counseling, nutrition, sports, socialization programs, summer camps, gender-specific health classes, childcare, and livelihood opportunities. The programs were designed to achieve the following outcomes: reduced dropouts; improved school performance; greater acceptance of different ethnicities and religious beliefs; support for trauma rehabilitation; improved socialization; higher elementary school acceptance rates; support for female empowerment; and assistance for children with emotional problems.  

EL PROGRAMA EN NÚMEROS:

BENEFICIARIOS DIRECTOS

  • 900 Hombres beneficiarios durante tres años de proyecto
  • 1002 Mujeres beneficiarias durante tres años de proyecto

BENEFICIARIOS INDIRECTOS

  • 1800 Hombres beneficiarios indirectos durante tres años de proyecto
  • 1902 Mujeres beneficiarias indirectas durante tres años de Proyecto

OTRAS CATEGORÍAS DIRECTAS:

  • 900 Hombres Refugiados y desplazados internos durante tres años de proyecto
  • 1002 Mujeres Refugiadas y desplazadas internas durante tres años de proyecto 
  • 900 Niños menores de 18 años
  • 1002 Niñas menores de 18 años 

OTRAS CATEGORÍAS INDIRECTAS: 

  • 1800 Hombres refugiados y desplazados internos durante tres años de proyecto
  • 1902 Mujeres Refugiadas y desplazadas internas durante tres años de proyecto 
  • 1800 Niños menores de 18 años
  • 1902 Niñas menores de 18 años

ODS: 4, 5, 10

Objetivos de Laudato Sì: 2