El estado de Bengala Occidental se identifica como la cuarta zona densamente poblada en referencia a los 28 estados y 7 territorios de la Unión de India. De los 91,3 millones de habitantes de Bengala Occidental, el «empuje demográfico» recae en gran medida en el grupo de jóvenes. La India puede beneficiarse social, política y económicamente si este gran número de adolescentes está seguro, sano, educado y equipado con información y habilidades útiles para apoyar el desarrollo continuo del país. La situación socioeconómica de la población de Bengala Occidental no ha progresado como debería. El patrón básico de subsistencia de los santalianos era la caza, pero al aumentar la población y disminuir rápidamente la oferta, los santalianos se dedicaron a la agricultura. Los métodos de cultivo son principalmente de tala y quema, con poco conocimiento o aplicación de la rotación de cultivos, el riego o los fertilizantes. Las familias no tienen tierra propia y como mano de obra trabajan y reciben menos de 3 dólares al día, con un alto riesgo de exclusión social. El problema del desempleo aumenta año tras año y los jóvenes son víctimas de la adicción a las drogas y al alcohol. Muchos jóvenes emigran a los distritos y estados vecinos para trabajar en la agricultura. Su trabajo suele ser no regulado e informal, por lo que no reciben el salario mínimo legal y no están protegidos por las leyes laborales y las medidas preventivas. En la práctica, están a merced de los terratenientes. Muchos jóvenes abandonan la escuela y son atraídos con dinero y poder para servir a amos criminales y explotar a su comunidad.

OBJETIVO DEL PROYECTO

El proyecto «Educación y formación para niños santal y personas marginadas« tiene como objetivo proporcionar a las comunidades santal cerca de Talit (Bengala Occidental) habilidades y conocimientos para estar preparados para la inserción laboral o la reincorporación a la educación formal. El proyecto se lleva a cabo en el Colegio Comunitario Marista de la aldea de Talit, donde los Hermanos Maristas trabajan desde 2010 ayudando a niñas y niños que han abandonado la escuela a aprender la alfabetización básica para reincorporarse a la educación formal o adquirir algunas habilidades para conseguir un trabajo. 

Los beneficiarios reciben formación en 5 materias diferentes: matemáticas, sastrería, informática, inglés y lengua bengalí, y además hay formaciones pedagógicas dirigidas a los profesores para que estén preparados y se ajusten a los estándares de calidad de la enseñanza basados en: derechos, igualdad de género y no discriminación.

EL PROYECTO EN BREVE:

El proyecto aborda las necesidades de aprendizaje de las niñas y los niños santalianos que han abandonado la escuela y les proporciona habilidades y conocimientos para su futuro empleo o su reincorporación a la educación formal.

EL PROYECTO EN NÚMEROS:

  • 66 beneficiarios directos
  • 62 beneficiarias directas
  • 24 beneficiarios indirectos
  • 240 beneficiarias indirectas

ODS: 4, 5, 10

Objetivos de Laudato Sì: 2