Los niños que tienen dificultades para acceder a la educación experimentan dificultades aún mayores si provienen de familias con bajos ingresos o si son huérfanos, refugiados o tienen discapacidades. Para hacer frente a los retos de la equidad, la justicia social y el acceso a una educación de calidad, los sistemas educativos de todos los países que participan en el Proyecto Nuevos Horizontes II (Angola, Malawi, Mozambique, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue) deben reforzarse para aumentar los programas de alfabetización y educación inclusiva.

Debe garantizarse el acceso a una educación de calidad para todos, atendiendo eficazmente a las diversas necesidades de los niños de forma inclusiva, respetuosa y solidaria. Los Hermanos Maristas están a la vanguardia de la aplicación de políticas de inclusión y protección de la infancia y de un enfoque basado en los derechos: una buena práctica que puede extenderse a la mejora de los sistemas educativos adoptando un enfoque holístico en el que el bienestar de los niños sea la prioridad.

Objetivo del proyecto:

El proyecto Nuevos Horizontes II se está llevando a cabo en 21 escuelas y comunidades locales de Malawi, Angola, Zambia, Zimbabue, Sudáfrica y Mozambique. En él participan 18.334 alumnos, 795 profesores y 469 miembros del personal escolar; no obstante, el proyecto prevé ampliar su impacto a otras escuelas que no sean de Malawi: el objetivo es lograr un cambio sistémico positivo persiguiendo la mejora de la escuela en términos de convertirse en un lugar de protección y empoderamiento de los niños.

Mantener las tasas escolares asequibles y apoyar a los alumnos que abandonan los estudios (especialmente a las niñas) con actividades generadoras de ingresos (AGI) es una de las formas en que los Hermanos Maristas quieren abordar el problema del acceso a la educación.

A través de talleres y del intercambio de buenas prácticas a diferentes niveles, se promueven iniciativas de acceso a la educación para los niños y jóvenes desfavorecidos de las comunidades locales en cada escuela implicada. También se están llevando a cabo intervenciones específicas sobre los derechos de los niños y la educación inclusiva con el objetivo de aumentar la capacidad de respuesta a las necesidades de los alumnos más vulnerables: los niños y los jóvenes deben estar preparados para participar en la sociedad, formar parte de la ciudadanía activa y reconocer los valores de los derechos humanos: la libertad, la tolerancia y la no discriminación; el objetivo es seguir promoviendo el acceso a la educación de los niños vulnerables y evitar el abandono escolar. 

PROYECTO EN RESUMEN:

El objetivo del Proyecto Nuevos Horizontes II es aumentar la igualdad de acceso a una educación de calidad para todos los niños con el fin de promover la equidad, la justicia social y la inclusión en Angola, Malawi, Mozambique, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue.

EL PROYECTO EN CIFRAS:

12.500 niños y niñas de familias pobres y marginadas que están matriculados en las escuelas maristas de los 6 países implicados.

770 directores y profesores de colegios maristas han adoptado nuevas normas educativas y métodos de enseñanza inclusivos

16 proyectos generadores de ingresos ejecutados en 4 países

3 EPU para la defensa de los derechos de los niños enviados a la ONU

22 partes interesadas comprometidas para extender las políticas escolares, los programas de promoción, las buenas prácticas y otras herramientas a otras escuelas no maristas

Objetivos ODS: 4, 5, 10 16

Objetivos de Laudato si: 2, 7