El proyecto en breve

El proyecto pretende evitar la propagación de Covid 19 y los efectos negativos del encierro, como la violencia de género y el abandono escolar, mediante campañas de información y concienciación, el apoyo al aprendizaje en línea y la concesión de becas a niñas especialmente necesitadas.

 

Contexto

En Malawi, debido al limitado acceso a Internet y a la red de telefonía móvil, las comunidades rurales, como las de Likuni y Balaka, no están informadas sobre el Covid 19 ni sobre qué hacer para prevenirlo, lo que aumenta su vulnerabilidad a la propagación del virus. En muchas partes del país, durante el periodo de cierre, las mujeres y las niñas tenían más probabilidades de ser víctimas de violencia y abusos. Los casos de violencia sexual aumentaron un 150%, el número de niñas víctimas de matrimonios precoces forzados aumentó exponencialmente debido al cierre de escuelas y al aumento de la pobreza de las familias por el brote del virus. En seis meses, hubo 7.440 embarazos precoces en las zonas de Likuni y Balaka.

Por parte de las escuelas, las iniciativas para proporcionar educación continua a los estudiantes durante el cierre sólo se han dirigido a los estudiantes regulares, pero no a los que asisten a las escuelas para programas de refuerzo escolar y educación informal. Por todas estas razones, muchos estudiantes, especialmente las niñas, se volvieron vulnerables y corrieron el riesgo de volver a abandonar la escuela.

 

Objetivo del proyecto

Para informar adecuadamente a la población de Likuni y Balaka sobre el COVID-19, el proyecto apoyó una campaña de información a través de diversos canales de comunicación, como la colocación de carteles, la organización de visitas itinerantes a las comunidades y las reuniones con los líderes comunitarios. La campaña garantizó que la información correcta sobre el Covid-19 llegara a la población local y la animó a tomar las medidas de prevención adecuadas.

Junto con la campaña contra el Covid, se llevaron a cabo actividades de concienciación contra la violencia de género, el matrimonio precoz y el abandono escolar en las comunidades, mediante mensajes radiofónicos, la colocación de carteles en lugares estratégicos, reuniones con los líderes de la comunidad y las autoridades locales, y la formación de los estudiantes para concienciar a sus compañeros. Miembros de grupos locales de empoderamiento de la mujer – Clubes de Empoderamiento de las Niñas y Grupo de Madres – participaron como facilitadores. El proyecto también proporcionó 18 becas para niñas víctimas de matrimonios precoces, y embarazadas que lo necesitaban.

Para garantizar que los alumnos de las escuelas informales maristas de Likuni y Balaka pudieran continuar su educación y no abandonaran la escuela, el proyecto también financió un sistema de aprendizaje en línea y una biblioteca virtual mediante el uso de teléfonos móviles.

 

El proyecto en cifras

26.400 personas adecuadamente informadas sobre Covid 19 y las medidas de prevención

25.877 personas beneficiadas por las actividades de sensibilización contra la violencia de género

y los matrimonios precoces

122 niñas y sus familias directamente contactadas por actividades entre pares para evitar que abandonen la escuela

18 niñas necesitadas se beneficiaron de las becas

15 líderes comunitarios participan en actividades de sensibilización y formación con impacto positivo en sus comunidades

24 estudiantes (chicos y chicas) formados en la divulgación y el asesoramiento a sus compañeros

1240 estudiantes tienen acceso a la biblioteca virtual y a la educación en línea

1000 alumnos recibieron material de prevención de Covid 19

 

Objetivos ODS: 4, 5, 8, 10

Objetivos Laudato Si : 2