EL PROYECTO EN BREVE:

El proyecto pretende resolver el problema del agua en la escuela Saint Chanel de Ihosy (Madagascar), donde la escasez de agua potable ha empezado a afectar a la vida de los niños de la escuela y de la comunidad local, mediante la construcción de un pozo para garantizar el suministro de agua.

 

CONTEXTO:

Madagascar tiene una población joven – algo más del 60% tiene menos de 25 años – y una tasa de crecimiento demográfico creciente. La comunidad es predominantemente rural y pobre; la desnutrición está muy extendida y las familias numerosas son la norma. En estas condiciones, es muy difícil garantizar los servicios básicos, como el acceso a la educación y la sanidad, y las infraestructuras nacionales.

Ihosy, la capital de la región de Ihorombe, tiene menos de 40.000 habitantes. Está situada en una zona rural y la mayoría de la población intenta ganarse la vida con la cría de ganado. Los problemas de inseguridad alimentaria afectan al sur de Madagascar, incluido Ihosy, debido a una grave y prolongada sequía.

El colegio Saint Chanel de Ihosy fue fundado por los Hermanos Maristas en 1986 a petición del obispo local. En los primeros años sólo había unas pocas clases, pero ahora, en 2021, la escuela acoge a unos 1.200 alumnos y emplea a una plantilla de 50 personas. El número de alumnos ha crecido de forma constante a lo largo de los años, pero debido a la falta de infraestructuras suficientes, la escuela se ve obligada a rechazar un gran número de matrículas cada año. Es una escuela diocesana administrada por los Hermanos Maristas.

La mayoría de los niños que asisten a la escuela de Saint Chanel proceden de zonas rurales remotas. La escuela acoge a estas familias y les ofrece la posibilidad de pagar cuotas muy bajas (unos 4 euros al mes) para garantizar el derecho de los niños a una educación de calidad que no podrían pagar de otra manera.

Las tasas de abandono escolar en la región son elevadas y, desgraciadamente, se deben a las difíciles condiciones socioeconómicas de la población, que incluyen algunos problemas importantes como los matrimonios precoces. La necesidad de un sistema educativo fuerte para combatir este reto social es clara y urgente.

Además, esta región de Madagascar está sufriendo una grave sequía. La pobreza está más extendida debido a la pérdida de medios de subsistencia y el acceso al agua potable se ha convertido en un gran problema. Muchos habitantes de la región tienen que caminar varios kilómetros cada día para abastecerse de agua. Evidentemente, el problema también afecta a los niños de la escuela Saint Chanel, cuya salud está en peligro debido al agua contaminada.

En la estación seca, cuando los depósitos de agua están vacíos y el suministro de agua de la ciudad falla, el impacto en los estudiantes es devastador: se ven obligados a llevar su propia agua a la escuela todos los días. Para muchos, esto significa caminar varios kilómetros hasta un río contaminado todos los días antes de ir a la escuela. El riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua y otras enfermedades graves es, por tanto, muy alto. La mayoría de los estudiantes proceden de familias con bajos ingresos y, cuando caen enfermos, sus padres suelen tener dificultades para pagar la atención médica necesaria.

 

OBJETIVO DEL PROYECTO:

Este proyecto pretende resolver el problema de la escasez de agua en el colegio Saint Chanel, que afecta gravemente a la vida de los alumnos. La escuela ha emprendido esta iniciativa para cavar un pozo que garantizará el acceso continuo al agua para los alumnos, el personal de la escuela y la comunidad local. El objetivo principal del proyecto es promover la salud y el bienestar de estos beneficiarios.

 

EL PROYECTO EN CIFRAS:

El proyecto pretende preservar la salud de la zona de influencia de la escuela Saint Chanel, que comprende unos 1.200 alumnos, 50 miembros del personal y sus familias.

Los principales objetivos son

– Garantizar un fácil acceso al agua potable para la escuela

– Mejorar el rendimiento escolar

– Proporcionar un mejor entorno para los niños de la escuela