• Categoría de la entrada:FMSI
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El impacto del virus COVID – 19 se ha sentido en todo el mundo. Esta crisis pandémica es un shock para nuestro sistema y puede tener efectos duraderos en los valores sociales. Gran parte de lo que leemos en los medios de comunicación se concentra en los estragos que ha hecho la enfermedad en Europa y Estados Unidos, y es cierto que el virus ha tenido y seguirá teniendo un impacto devastador en estos lugares.

Sin embargo, se trata de una pandemia global. Es en los países con menos recursos donde el impacto repercutirá en las personas más pobres y marginadas. Las medidas para frenar la propagación del virus son difíciles para todos nosotros, pero son aún más difíciles para aquellos que viven en asentamientos superpoblados, campos de refugiados o en las calles. El distanciamiento social y el lavado de manos no son opciones reales para aquellos que viven al margen de la sociedad. Las personas que viven en la pobreza, o cerca de ella, a menudo carecen de recursos desechables y no pueden acopiar fácilmente alimentos u otras necesidades básicas, lo que agrava la vulnerabilidad al virus y contribuye a un círculo vicioso de enfermedad, indigencia y muerte. La pobreza puede alimentar el contagio, pero el contagio también puede crear o profundizar el empobrecimiento.

En muchos casos, los organismos que trabajan para apoyar a los más marginados también han tenido que reducir sus esfuerzos. A pesar de todas las dificultades actuales, FMSI seguirá apoyando proyectos de educación y desarrollo comunitario para los niños marginados en los países más pobres. Fiel a nuestra declaración de misión, FMSI se esfuerza por hacer del mundo un lugar mejor para los niños y jóvenes, un lugar libre de miedo y desesperación. Al mirar hacia atrás después de que la pandemia haya pasado -y pasará- la historia recordará cuando nosotros, como pueblo, luchamos por los débiles y protegimos a los más vulnerables. Mirando hacia el futuro, nuestra esperanza reside en nuestra humanidad en común, que nos une como familia global.

____________

Hno. Ken McDonald– Presidente FMSI

 

Deja una respuesta