• Categoría de la entrada:FMSI
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En el Líbano, desde Beirut a Saida, la antigua Sidón, todo el mundo conoce » Les Frères». Es el nombre de la antigua escuela de los Hermanos Maristas en Rmeileh, a las afueras de Saida, 40 kilómetros al sur de Beirut. Esta escuela fue ocupada durante la guerra civil y utilizada como cuartel general militar. Abandonada y en desuso durante años, actualmente parte de la escuela fue dada en concesión al ejército libanés, aunque una gran ala alberga «hermanos» (Fratelli en italiano) con el proyecto educativo de los Maristas y de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, los Lasallianos.  Comprende 600 niños, 200 iraquíes y 400 sirios que huyeron de la guerra, así como también libaneses, pero el objetivo es acoger aún más, entre esas decenas de miles de personas que se encuentran en el Líbano con la esperanza de regresar a sus hogares, pero con la perspectiva de un futuro incierto y el riesgo de permanecer fuera de la escuela durante años.

Con el Proyecto Fratelli, se busca impedir que se pierda una generación entera de niños refugiados. Las familias que huyen de la guerra quieren regresar a sus hogares o bien establecerse en otros países donde puedan comenzar una nueva vida, pero sabemos que pueden pasar muchos años antes de que esto suceda.  Mientras tanto, es necesario pensar en los niños. El Proyecto Fratelli en el Líbano es apreciado por la población local y, efectivamente, es un proyecto con un alto impacto social capaz de cambiar el destino de las nuevas generaciones en manera positiva. El proyecto de reforma de una gran parte de la infraestructura, con un costo total de 184.000,00 euros, fue financiado por la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) con un aporte de 142.000,00 euros (8xmille).

El proyecto contó con una gran participación de la Brigada Bersaglieri «Garibaldi» del Ejército Italiano, en operaciones en el Líbano, quien ha realizado importantes donaciones en materia de consumibles, materiales educativos, e incluso ropa. Un sincero agradecimiento también a ellos.

Deja una respuesta